Ayer por la tarde, la cuenta “Pinky el Guerrero superviviente” dio a conocer que hace dos días murió el chihuahua heroico de Nayarit. El cuerpo de Pinky no pudo aguantar las lesiones provocadas tras defender a su dueño de un asalto y ser atrincherado por el ladrón en Nayarit.

Desde la noche, las redes sociales reaccionaron por el fallecimiento de Pinky, el perrito que había conquistado el corazón de todos en internet tras defender valientemente su hogar y a su dueño.

Su “humano” relató en el sitio que “después de cinco semanas de luchar por su recuperación y cuando más mejoría presentaba, se fue de este mundo”. Dentro de la publicación, los usuarios lamentaron la muerte del “lomito” y agradecieron su valor y valentía.

Hasta el momento, se desconoce cuál de todas las heridas que sufrió este héroe canino fue la que causó su descenso.

¿Qué le pasó a Pinky, el “lomito” heroico?

El pasado 30 de enero, la cuenta de Facebook Veterinaria Animal Center “Pet Shop” dio a conocer la historia de Pinky.

Una semana antes, un señor acudió a la clínica canina para pedir ayuda porque el perrito de sus vecinos había salido herido tras defender su casa de un robo.

La veterinaria Areli, empleada del hospital canino, acudió con el señor al domicilio para encontrar una escena de terror: un pequeño chihuahua blanco tenía un trinche enterrado en su cuerpo. Afortunadamente, el lomito aún presentaba signos de vida.

Momentos después llegó la veterinaria Maribel, responsable de Animal Center “Pet Shop”, para trasladar con cuidado al paciente. Las veterinarias relataron que el trinche atravesaba la espalda, la pierna derecha y los testículos de Pinky; también tenía la mandíbula rota y sufrió una pérdida importante de sangre.

De acuerdo con el live publicado por la clínica, los dueños de Pinky intentaron interponer la denuncia, pero fueron ignorados por las autoridades correspondientes.

Cabe señalar que en México el maltrato animal es un delito que tuvo ya su prime juicio el año pasado, por el asesinato de Athos y Tango, dos perros rescatistas y de soporte emocional que habrían sido envenenados por uno de sus vecinos hace 14 meses en Querétaro.

Por su parte, en Nayarit, el maltrato animal se castiga con tres meses a tres años de prisión y multa de 60 a 360 días, con base en el artículo 422 del Código Penal para el estado de Nayarit.