Fue presentado oficialmente ante comisiones unidas, en la Cámara de Diputados, el dictamen de Reforma Electoral.

La Presidenta de la Comisión de Reforma Política Electoral defendió el documento:

“Es un documento extenso de casi mil cuartillas del cual quiero destacar lo siguiente: ninguna de las iniciativas analizadas busca desaparecer al Instituto Nacional Electoral, repito, ninguna iniciativa busca desaparecer al Instituto Nacional Electoral o violar su autonomía constitucional; tampoco afectar al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación”.

Graciela Sánchez Ortiz, presidenta de la Comisión de Reforma Política Electoral, Morena.

La oposición reclamó que el dictamen mantenga la conformación del Instituto Nacional de Elecciones y Consultas.

“El PRI no aprobará, no respaldará, ni apoyará ninguna reforma que signifique un retroceso a lo que por años la ciudadanía de nuestro país ha construido. Sí se suprime al Instituto Nacional Electoral y se cambia por algo llamado INEC; se sustituye la propaganda gubernamental por campañas informativas, se reduce de 12 minutos diarios, el tiempo de radio y televisión, a disposiciones del INEC, en periodos no electorales”.

Alejandro Moreno Cárdenas, presidente de la Comisión de Gobernación, PRI.

El PAN protestó porque se busque presionar los acuerdos.

“¿Qué es lo que va a pasar durante los siguientes días? Bueno… pues a su puro estilo, ya lo vimos ahora, nos dan un albazo legislativo, y nos turnan un proyecto que sólo unos pocos conocen”.

Humberto Aguilar Coronado, secretario de la Comisión de Gobernación, PAN.

Morena explicó que hay 5 días para discutir y modificar la iniciativa. De no llegar a acuerdos, en sesión del 30 de noviembre, irían con el Plan B: reformas a 7 leyes secundarias.

“Veámosla, vamos a debatirla y ojalá salgamos adelante, si no, pues nos vamos a ver las caras, con la mayoría que tenemos, en una reforma legal constitucional, porque vamos a cuidar los puntos constitucionales, no vamos a cometer ningún error”.

Leonel Godoy Luna, diputado de Morena.

Tras una hora y 20 minutos de discusión, se levantó la sesión y se citó para el lunes 28 de noviembre, cuando se pretende votar el dictamen y enviarlo al Pleno de San Lázaro.