En pleno mes patrio, una pared es lo que queda de la casa donde nació en 1753, el cura Miguel Hidalgo y Costilla, también conocido como el “padre de la patria”.

El resto de lo que fue la construcción está cubierto por maleza y en el lugar, no se pueden ver banderas o adornos que sugieran la importancia del personaje que vio la luz entre esas paredes.

Lo único que se aferra al presente y futuro, es el monumento a Hidalgo, que fue inaugurado el 15 de mayo de 1961 y mide 13.5 metros.

La sorpresa es evidente entre los visitantes que llegan hasta ahí para tratar de conocer algo de nuestro pasado.

Visitantes a la casa de Miguel Hidalgo y Costilla se sorprenden de condiciones

“Pues yo esperaba ver la casa entera y la bandera puesta, pero al parecer no la han puesto aquí todavía… yo esperaba poder entrar a ver lo que dejó Hidalgo”.

Isaías Lira, visitante

Y es que los vestigios del pasado realmente ya no existen, pues en la fachada de lo que fue la casa donde nació Hidalgo, se lee que la barda fue reconstruida en 1979.

Las casetas para atender al turismo también lucen olvidadas, pues no hay personal que atienda a los visitantes.

Paulina Salazar, quien tenía la esperanza de encontrar algún atractivo turístico para conocer, se dijo decepcionada.

“Llegamos y nos damos cuenta de que no hay nada, no está ni la bandera, no está nada decorado a unos días de festejar el 16 de septiembre, no hay nada aquí y está totalmente abandonado sabiendo que es un lugar muy importante y pues no hay nada”.

Paulina Salazar, visitante

Sin adornos ni eventos por los festejos patrios en la casa de Miguel Hidalgo

Cerca de ahí y precisamente durante este mes patrio, la parroquia del señor de la misericordia tampoco tiene programados eventos especiales, pese a que fue construida en 1761 por el padre de Miguel Hidalgo.

Así lo confirma Juvenal González, cuidador del templo.

“Del templo, pues es lo normal y casi por lo regular los días que hay celebraciones son los fines de semana, sábado y domingo es cuando más hay. Ahorita está todo normal”.

Juvenal González, cuidador de la parroquia del señor de la misericordia

Y aunque las autoridades invitan a visitar la entidad y conocer los inmuebles que fueron protagonistas del movimiento de independencia, la Hacienda de San Diego Corralejo, luce en completo estado de abandono.