El recuento de los daños, tras el caos generado en Jalisco, es más amplío de lo que se esperaba. El gobernador, Enrique Alfaro, encabezó un encuentro con presidentes municipales de la zona metropolitana de Guadalajara, en el que se informó el saldo de la quema de negocios y vehículos.

Tras los bloqueosquema de autos y comercios en zonas de ZapopanIxtlahuacán del Río y Cuquío, desatados tras un enfrentamiento entre autoridades federales y presuntos miembros de dos células criminales en la región, se informó sobre el saldo de los daños:

  • No hay personas heridas por estos hechos.
  • El saldo por el enfrentamiento, ocurrido en los límites de Ixtlahuacán del Río y Cuquío es de un presunto delincuente abatido.
  • Hay cinco detenidos, cuatro de los cuales fueron puestos a disposición del Ministerio Público.

Además, derivado de las denuncias de ciudadanos a los que les quemaron su vehículo o negocio, se detalló que las pérdidas materiales contabilizadas hasta el momento son las siguientes:

  • Dos vehículos Sedán incendiadas.
  • Siete camionetas pick-up de redilas, quemadas casi en su mayoría en las inmediaciones de Ixtlahuacán.
  • Tres camiones del transporte público, dos al 100%, otro al 20%
  • Un camión refresquero quemado en su cabina a las afueras de una tienda de autoservicio.

En la reunión, detalló nuestro colaborador especial, Víctor Chávez Ogazón, del canal 44 de la UDG, se aprobó que, además de que se mantenga la sesión permanente de seguridad, los operativos continúen en la región afectada.

En Jalisco no se emitió la alerta roja, pero sí se ha establecido que todas las corporaciones permanecerán al pendiente, con patrullajes, sobre todo en los ingresos a la zona metropolitana de Guadalajara.

Además, se informó que, hasta ahora, además de los detenidos, se han decomisado:

  • Nueve vehículos.
  • Un vehículo con autoblindaje artesanal.
  • 31 armas largas, cuatro ametralladoras.
  • Un arma corta y explosivos.

Enrique Alfaro confirmó que entre los detenidos están algunos de los que participaron en la quema de vehículos.

El estado está ayudando a los afectados para que cobren sus seguros, sobre todo los que sufrieron robo y después la pérdida de sus unidades, mientras los operativos continúan.