De acuerdo con la información, en un principio el dron ingresó al pozo 4, donde se encontraron pilotes de madera, por lo cual no pudo llevarse a cabo la inmersión del equipo y por tal motivo decidieron intentarlo en el pozo número 3 donde se encontraron con una lámina de agua que les llevó a determinar que no puede ingresar el equipo de rescate.

Autoridades mexicanas confirmaron este lunes que todavía “no existen condiciones” para que ingrese un equipo de búsqueda a la mina donde el miércoles pasado quedaron atrapados 10 mineros tras un derrumbe, en el municipio de Sabinas, Coahuila, al norte de México, luego de haber ingresado un dron submarino al lugar del accidente.

En un comunicado, el gobierno del Estado informó esto luego de que por la tarde ingresaran el dron subacuático a la mina con el cual lograron obtener imágenes del lugar.

“No existen condiciones para llevar a cabo el ingreso de los equipos de búsqueda y rescate. Lo anterior derivado de que existe una gran cantidad de elementos sólidos y turbulencia en el agua que provoca escasa visibilidad”, dijeron las autoridades en el texto.

De acuerdo con la información, en un principio el dron ingresó al pozo 4, donde se encontraron pilotes de madera, por lo cual no pudo llevarse a cabo la inmersión del equipo y por tal motivo decidieron intentarlo en el pozo número 3 donde desde la superficie videograbaron y se encontraron con una lámina de agua que les llevó a determinar que no puede ingresar el equipo de rescate.

Respecto a la reducción del volumen de agua en la mina, informaron que, derivado de los procesos de los bombeos en el pozo 4, así como de la perforación de 3 pozos de alivio adicionales “se mantiene la tendencia a la baja”, por lo que estimaron que en breve se tendrían las condiciones para el ingreso seguro de los rescatistas.