Estados Unidos declaró este jueves una emergencia de salud pública por la viruela del mono, lo que le permitirá desembolsar fondos, recopilar datos y movilizar a más personal en la lucha contra la enfermedad.

“Estamos preparados para elevar la respuesta a un nivel más para abordar este virus, e instamos a todos los estadounidenses a que se tomen en serio la viruela del mono y asuman la responsabilidad de ayudarnos a hacer frente a este virus”,

Dijo el secretario de Salud y Servicios Humanos, Xavier Becerra.

La declaración, efectiva por 90 días, pero que puede renovarse, tiene lugar cuando este jueves se superaron en todo el país los 6 mil casos, aproximadamente la cuarta parte de ellos en el estado de Nueva York. 

  • Los expertos creen que podría haber muchos más, porque a veces hay pocos síntomas, que pueden reducirse a simples lesiones.

Hasta ahora, Estados Unidos ha entregado unas 600 mil dosis de la vacuna comercializada como Jynneos en Norteamérica (Imvanex en Europa) y desarrollada inicialmente contra la viruela. Pero es una cifra baja, teniendo en cuenta que unas 1.6 millones de personas se consideran de alto riesgo en el país.

xual?

Alrededor del 99% de los casos en Estados Unidos se han registrado en hombres que mantienen relaciones sexuales con hombres, informó la semana pasada el Departamento de Salud. Ésta es la población prioritaria para la vacunación.

A diferencia de brotes anteriores en África, el virus ahora se transmite predominantemente a través de la actividad sexual, pero los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) advierten que también podría transmitirse durmiendo en la misma cama, compartiendo ropa y a través del contacto cara a cara prolongado.

Pese a la creencia de que sólo se trasmite a través de la actividad sexual también se trasmite por contacto directo con las secreciones de una persona enferma a través de mucosas o lesiones de la piel, gotitas respiratorias y objetos contaminados con los líquidos corporales; así como por contacto directo con animales enfermos como monos y roedores; por comer carne mal cocida y otros productos de animales contaminados con el virus.

Apenas el domingo pasado, la Casa Blanca dijo confiar en que se pueda eliminar de Estados Unidos la viruela del mono, acelerando el despliegue de las vacunas tratamientos contra la propagación del virus.