Estados Unidos dijo este jueves que el lanzamiento de 11 misiles balísticos de China alrededor de Taiwán fue una reacción exagerada ante la visita de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi.

En ese sentido, el portavoz de la Casa Blanca, John Kirby, afirmó en rueda de prensa que Estados Unidos ha decidido aplazar una prueba de misiles balísticos intercontinentales prevista en los próximos días para evitar una mayor escalada de las tensiones.

“En un momento en que China realiza ejercicios militares desestabilizadores alrededor de Taiwán, Estados Unidos se comporta, por el contrario, como una potencia nuclear responsable, reduciendo el riesgo de errores de cálculo”.

Señaló John Kirby.

Los misiles de China aterrizaron en el noreste, este y sureste de Taiwán

El portavoz recordó que el presidente Joe Biden habló con su homólogo chino, Xi Jinping, la semana pasada. Sin embargo, precisó que China disparó 11 misiles balísticos hacia Taiwán, mismos que aterrizaron en el noreste, este y sureste de la isla.

“Las líneas de comunicación aún están abiertas con Pekín y creo que lo verán en los próximos días. Condenamos estos actos, que son irresponsables”.

Agregó.

Aseguró que Pekín aprovechó la visita de la presidenta de la Cámara de Representantes como un pretexto para aumentar su actividad militar provocadora en el Estrecho de Taiwán y sus alrededores.

“No buscaremos provocar una crisis y no la queremos. Nadie nos disuadirá de operar en los mares y los cielos del Pacífico Occidental, de conformidad con el derecho internacional”.

Subrayó.

El portavoz de la Casa Blanca, John Kirby, adelantó que las pruebas de Estados Unidos con un misil balístico intercontinental Minuteman se mantendrán, pero se llevarán a cabo en una fecha por determinar.