Las historias de crimen existen en todo el mundo, por ejemplo, en Reino Unidouna madre mató a sus dos hijos ahogándolos dentro de una bañera, luego de que presentara un cuadro de depresión fuerte derivado de la ruptura amoroso con su pareja y perdiera su estilo de vida acomodado en Qatar.

El crimen

En Reino Unido, el medio de comunicación de The Sun presentó la historia de Samantha Ford, de 38 años, quien mató a sus dos hijos de 23 meses, Jake y Chloe.

Según el rotativo, en diciembre, al parecer del año pasado, Samantha Ford chocó su auto a gran velocidad, luego de que las autoridades llegaron al lugar, encontraron a la mujer en crisis, y ella aseguró que era una mala madre, pues había matado a sus hijos.

  • “Solo déjenme morir. Maté a mis bebés. Tuve un colapso”, mencionó la joven ante las autoridades de Reino Unido.

Los elementos policiales arribaron a la casa Samantha Ford en donde encontraron a los niños en sus camas, los uniformados trataron de resucitarlos, pero era demasiado tarde, estaban muertos.

En mayo pasado, la supuesta delincuente fue acusada de asesinato, pero se declaró inocente, sin embargo, se le imputó el delito de homicidio “involuntario por razón de responsabilidad disminuida”.

Juicio en Reino Unido

Durante la indagatoria, el tribunal escuchó cómo Steven y Samantha se conocieron en 2004, supuestamente la señora Ford era una persona “mucho más controladora” y “ocasionalmente agresiva” con su esposo.

En 2008, la pareja se mudó a Qatar, en donde tenían una vida de más o menos acomodada. Las pruebas indicaron que Samantha era “una persona materialista” y a la que “le molestaba perder su buen estilo de vida”.

  • Sin embargo, su relación se deterioró luego de regresar a Reino Unido en 2021, su matrimonio perdió la dirección y finalizó en noviembre, según dijo The Sun.

Familiares de Samantha dijeron que la separación la tenía muy triste y que le estaba causando problemas mentales. Antes de Navidad le diagnosticaron “trastorno depresivo severo” y sufría una “reacción de estrés agudo”.

Durante el juicio se dijo que había pruebas que era “una persona materialista ” a la que “le molestaba perder su buen estilo de vida en Qatar“.

  • Sin embargo, un psiquiatra calificó a la madre de “narcisista” y “dijo que no sufría de depresión severa cuando los mató”.

El veredicto será hasta a mediados de este mes de agosto en Reino Unido y se comprobará si hubo una venganza por parte de la madre.