Una aerolínea mexicana fue denunciada públicamente en redes sociales por abandonar a una menor de edad en el Aeropuerto Internacional de la CDMX (AICM) como “si fuera una maleta”, a pesar de que estaba bajo “custodia”, pues viajaría sola.

La menor debía abordar el vuelo que partiría de la capital del país rumbo a Zihuatanejo, Guerrero, señaló su madre.

¿Qué pasó con la menor en el AICM?

En un hilo de Twitter, publicado por la usuaria “bicireportera”, se lee que los hechos se registraron el 2 de agosto, cuando dejó a su hija en compañía de tres personas que la custodiarían hasta su avión, después de haber adquirido con la aerolínea, precisamente, un “servicio de custodia”.

“25 minutos después recibí un mensaje de mi hija diciéndome que estaba perdida, sus custodias la habían abandonado en la sala de espera”.

Denuncia pública en Twitter.

Según la denunciante, una persona de la misma aerolínea la llevó a la Terminal 1, “rumbo a otro vuelo”.

“Entré en shock, porque no entendía lo que pasaba, mi hija debía estar abordando y no perdida en uno de los aeropuertos más grandes del mundo”.

Denuncia pública en Twitter.

La custodia no sabía el paradero de la menor

La “bicireportera” narró en su hilo de Twitter que minutos después se comunicó la custodia de su hija “preguntándome si yo era mi hija, porque sabía que la había perdido”.

“Mientras tanto, mi hija seguía perdida, y el protocolo de acción de las autoridades del aeropuerto no ayudó mucho, ya que nadie podía apoyarnos para devolverla a donde la habían dejado ‘olvidada’ (terminal 2)”.

Denuncia en Twitter.

La mujer detalló que la persona “custodia” se llevó toda la documentación de su hija, incluido su pase de abordar hasta que, tras más de una hora, autoridades de la aerolínea y del aeropuerto pudieron encontrar a la menor para devolverla “sana y salva”.

“Cuando nos encontramos por fin nuevamente en mostrador, se limitaron a decirnos que ‘una disculpita’ (y) que serán más cuidadosos para la próxima”

Denuncia de Bicireportera en Twitter.

La denunciante informó que los hechos ocurrieron minutos antes de abordar el vuelo 425 de la empresa Aeromar, a la que solicitó ser “mucho más cuidadosos con su servicio de custodia”.