De las 48 muertes registradas durante junio y julio, a causa de la COVID-19, se encontró que un 66 por ciento no tenía ninguna dosis de la vacuna contra dicha enfermedad.
En entrevista, la secretaria de Salud en Querétaro, Martina Pérez Rendón, expresó que esta proporción permite identificar lo útil que ha sido el biológico contra el coronavirus para disminuir los casos graves y los decesos por la pandemia.
“De las defunciones, el 63 por ciento reportaba no haber sido vacunados; sí es de resaltar el beneficio que ofrece la vacuna. En la evolución del panorama epidemiológico empezamos a ver cómo las hospitalizaciones y defunciones disminuyeron conforme fuimos avanzando en el proceso de vacunación”, expresó.
En el caso de personas hospitalizadas por COVID, en el mismo bimestre, un 53 por ciento reportó no tener ninguna vacuna.
El grupo más afectado por la pandemia ha sido el de 65 años y más, quienes representan un 44.7 por ciento de las 6 mil 747 muertes de la pandemia en Querétaro, cuando solo concentran un 7 por ciento de los más de 172 mil casos positivos acumulados.

CAMAS SUFICIENTES

En cuanto a la ocupación de camas COVID, la funcionaria aclaró que estas se habilitan conforme se requieren en los hospitales, por ello se refleja una ocupación del 100 por ciento en algunos hospitales; sin embargo, hay camas, aparatos y personal suficiente en caso de que se dé un repunte de casos graves.
En la última actualización, Querétaro tenía 134 camas para atención COVID (cuando en el punto más grave de la pandemia llegó a mil 10), 57 camas de ellas con ventilador y ocupadas por ocho pacientes.
En el Hospital General, por ejemplo, la ocupación del 100 por ciento es porque los tres espacios montados están ocupados.

Información del AM