Una fuga de gas en un ducto de Pemex provoca el cierre total de la Carretera México-Querétaro a la altura del municipio de Jilotepec, Estado de México.

El cierre suma dos horas derivadas de una fuga de gas incontrolable en un oleoducto de la petrolera.

El incidente se registra en el kilómetro 117 de esta autopista, hasta donde han llegado elementos de Protección Civil y Bomberos; de la misma manera el Guardia Nacional ha estado presente en el lugar.

Aparentemente la fuga se originó en una toma clandestina, es decir, para el «huachicoleo» de este combustible.

El evento se encontraba a pocos metros del Río del Rosal y las autoridades mantuvieron cerrada el paso peatonal y vehicular.