Kim Jong Un, líder de Corea del Norte, aseguró que su país está “listo para movilizar” su fuerza de disuasión nuclear ante cualquier posible enfrentamiento militar en el futuro con Estados Unidos y Corea del Sur.

“La disuasión nuclear de nuestro país también está lista para movilizar su poder absoluto de manera fiable, precisa y rápida, de acuerdo con su misión”, manifestó Kim Jong Un en un discurso pronunciado el miércoles, según la agencia oficial Korean Central News Agency de Pyongyang.

Las fuerzas armadas del país están “totalmente preparadas” para afrontar “cualquier confrontación militar con Estados Unidos”, añadió Kim Jong Un, mientras se dirigía a los veteranos de la Guerra de Corea de 1950-1953, con motivo del “Día de la Victoria”.

En junio, Estados Unidos y Corea del Sur amenazaron con una respuesta “rápida” con más sanciones e, incluso una revisión de la “postura militar” estadounidense en caso de una nueva prueba nuclear por parte de Corea del Norte.

Esta semana, el ejército estadounidense efectuó ejercicios con fuego real y con helicópteros de ataque Apache en Corea del Sur por primera vez desde 2019.

Kim Jong Un criticó a dirigente de Corea del Sur

Kim Jong Un también criticó al nuevo presidente conservador de Corea del Sur, Yoon Suk Yeol, quien asumió el cargo en mayo y prometió ser más duro con su vecino del norte.

“Hablar de acciones militares contra nuestra nación, que posee las armas absolutas que más temen, es absurdo y es una acción autodestructiva muy peligrosa”, recalcó Kim.

“Una tentativa tan peligrosa sería castigada de inmediato por nuestra poderosa fuerza, y el gobierno de Yoon Suk Yeol y su ejército serían aniquilados“, amenazó el dirigente norcoreano.

“La retórica de Kim exagera las amenazas exteriores para justificar su régimen centrado en el gasto militar en una economía en dificultades”, explicó Leif-Eric Easley, profesor de la Universidad Ewha de Seúl.