El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), estima que se tienen detectadas alrededor de 69 casas abandonadas en el Centro Histórico de Querétaro.

Sin embargo, la delegada de la dependencia, Rosa Estela Reye, precisó que no todas se encuentran necesariamente abandonadas, pues algunas están intestadas y en otras los dueños no cuentan con recursos para su rehabilitación.

“Es gente que vive ahí y que ama su casa, que no tiene dinero es otra cosa. Tenemos una casa aquí por San Francisquito, sus habitantes están ahí y está a punto de colapsar y ellos están ahí”

En ese sentido, refirió que el INAH ha propuesto al municipio de Querétaro la disposición de una bolsa económica para apoyar a estás personas.

Aclaró que el INAH no tiene facultades para intervenir en estas casas que representan un peligro, pero sí protección civil.

“Protección civil puede entrar sólo si hay un riesgo a los ciudadanos que caminamos por la calle y el INAH nunca puede entrar porque no nos faculta para nosotros intervenir, nosotros somos asesores. El INAH es una institución que aconseja, acompaña y mantiene un respeto por el monumento”.

Aunque indicó que en coordinación con protección civil sí se han hecho cuatro apuntalamientos en algunas fachadas, a fin de mitigar los peligros para los transeúntes.

“El tema de las casas abandonadas es un tema muy diverso, muy dinámico (…) El factor más crítico para todas las instituciones es el no mantenimiento”.