Centenials y millenials queretanos están entre los más afectados por el ciberacoso en el país.

Los registros del Módulo sobre Ciberacoso (MOCIBA) 2021 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) coloca a la entidad en el sexto sitio en este rubro, en un tema que exige nuevos análisis y mecanismos de seguridad para su protección.

Con un puntaje del 32.4%, por debajo de Michoacán (35.6%); Baja California Sur (35.6%); Campeche (34.2%); Yucatán (33.3%), y Nayarit (32.7%), este dato da un parámetro general de las acciones de acoso en internet en la entidad, aún cuando en el mismo registro, Querétaro ocupa el segundo sitio en usuarios que toman medidas de seguridad.

Incluso, en porcentaje de mujeres de 12 a 19 años usuarias de internet que experimentó alguna situación de esta modalidad, la entidad obtuvo un 34.3%, quedando entre los primeros diez puestos con una media nacional de 29.9%, ocupando los primeros tres sitios estados como Campeche (42.5%); Chihuahua (42%), y Colima (40.8%).

A decir de la Unicef (Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, en inglés), el ciberacoso es la intimidación por medio de las tecnologías digitales, que puede ocurrir en las redes sociales, plataformas de mensajería, plataformas de juego y teléfonos móviles, lo que puede generar daños morales, psicológicos, económicos e ideaciones suicidas, y lo convierte en una problemática de interés público.

Para especialistas en el tema, como Laura Santos, abogada y directora de Investigación en el Colectivo de Litigio Estratégico e Investigación en Derechos Humanos (CLEIDH), el ciberacoso es una modalidad de violencia que tiene mayor impacto en redes sociales, y que a lo largo de la historia del país se ha tenido que regular, como en el caso de la Ley Olimpia, siendo Querétaro el cuarto estado en hacerlo.

“El estado de Querétaro fue la cuarta entidad en regular la Ley Olimpia, que es conocida como esa ley que a partir de la historia de vida y el testimonio de Olimpia Coral Melo se logra constituir como un delito la difusión de contenido íntimo, sin consentimiento. Con los datos de abril de 2022 en el estado había 10 casos de denuncias por ese tema”, declaró.

Sin embargo, aunque se ha buscado regular, a decir de la también acompañante de víctimas, se requiere de una mayor implicación jurídica y voluntad política en el tema de educación para visibilizar las conductas que se inscriben al tema de la violencia digital, pues contrario a lo que se considera, el ciberacoso no solo implica agresiones de tipo sexual.

De acuerdo al mismo registro, la situación más recurrente de ciberacoso a nivel nacional fue el del contacto mediante identidades falsas (35.7%), seguido de mensajes ofensivos (33.1%), recibir contenido sexual (25.5%), insinuaciones sexuales (24.6%), provocaciones para reacciones de forma negativa (20.8%), llamadas ofensivas (19.3%), suplantación de identidad (18.1%) y rastreo de cuentas o sitios web (16.8%).

La situación de ciberacoso más frecuente experimentada por la población de 12 años y más en Querétaro es la del contacto mediante identidades falsas, ocupando el sexto sitio en el país con 38.2%, con una media nacional de 35.7%. Los hombres en Querétaro están en segundo sitio en víctimas de contactos con identidades falsas con un 41.6%, por debajo de Tamaulipas con el 44.8%.

Fuente: Diario De Querétaro