En seis días, las altas temperaturas atribuibles a la ola de calor que padece España ha cobrado la vida de unas 360 personas, mientras continúan activos los devastadores incendios forestales que ya afectan a 20 puntos del país.

El Instituto de Salud Carlos III –dependiente del Ministerio de Sanidad de España–, registró en el último reporte nacional de la Monitorización de la Mortalidad Diaria (MoMo), que entre el 10 y el 15 de julio hubo 360 fallecimientos a causa de las altas temperaturas.

Gráfica Instituto de Salud Carlos III

Desde el día 10 de julio, la tendencia de decesos por exceso de calor ha ido en ascenso. De acuerdo con la agencia meteorológica de España, se prevén temperaturas “significativamente elevadas” en la mayor parte del territorio español para los siguientes días.

En Madrid, España, un empleado de limpieza murió el sábado pasado tras sufrir un golpe de calor. Esta víctima habría sido un barrendero que sufrió un golpe de calor mientras trabajaba a las 17:30 horas locales, momento en el que el termómetro marcaba cerca de 40 grados.

Por este motivo, en España el martes también fallecieron 41 personas y 60 el pasado miércoles. Las temperaturas más extremas se registran en numerosos puntos del país europeo desde este domingo.

Ola de calor en España provoca incendios

Son cinco las comunidades autónomas de España donde continúan activos varios incendios de distinto nivel y extensiónExtremadura, Andalucía, Castilla y León y Galicia son las principales afectadas por los siniestros, cuya extinción continúa siendo difícil, debido a las condiciones climatológicas desfavorables.

En Galicia, al noroeste de España, los incendios arrasaron unas 4 mil 500 hectáreas durante la semana y en la provincia de Málaga, en Andalucía, un incendio en la sierra de Mijas destruyó unas 2 mil hectáreas, dijeron las autoridades locales.

Las llamas de los incendios obligaron a evacuar a poco más de 3 mil personas, pero sólo 2 mil de ellas pudieron regresar a sus hogares. Tan solo la localidad de Don Benito, cerca de Badajoz, situado al oeste, registró la temperatura más alta de España, con 43.4 grados.

Dada esta situación, desde el Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico se ha alertado a la ciudadanía de España a “extremar las precauciones” ante los incendios que podrían llegar durante los próximos días a otros puntos de la península y al archipiélago de Baleares.

“No hemos dejado de trabajar en toda la noche”, dijo la consejera andaluza de Agricultura, Carmen Crespo, a la televisión pública de España refiriéndose al trabajo de los bomberos.