Por la ola de calor en Europa, la calidad del aire se degradará a causa de los contaminantes atmosféricos, especialmente en las ciudades, dijo este viernes un responsable de la Organización Meteorológica Mundial.

“La atmósfera estable y estancada actúa como una tapa que atrapa los contaminantes atmosféricos, incluidas las partículas (en suspensión)”, dijo Lorenzo Labrador, responsable científico de la OMM, en rueda de prensa en Ginebra.

Manifestó que esto se traduce en una degradación de la calidad del aire y en efectos adversos para la salud, especialmente para las personas vulnerables.

Incendios en Francia, España y Portugal a causa de ola de calor

Aunado a la contaminación en grandes ciudades de Europa, cientos de personas más fueron evacuadas de sus hogares debido a los incendios en FranciaEspaña y Portugal, por lo que autoridades europeas emitieron advertencias sanitarias por la ola de calor en los próximos días.

Más de mil bomberos, asistidos por hidroaviones, combaten desde el pasado martes dos incendios en el suroeste de Francia, avivados por un calor abrasador, unas condiciones ideales para la formación de incendios y unos fuertes vientos.

En la región de la Gironda, al suroeste de Francia, 11 mil 300 personas han sido evacuadas desde que se declararon los incendios en torno a Dune du Pilat Landiras, donde las autoridades dijeron que los incendios aún no se habían estabilizado.

Aunque las temperaturas bajaron un poco en Portugal, se esperaba que superaran los 40 grados centígrados en algunos lugares, con cinco distritos en alerta roja por condiciones meteorológicas extremas y más de mil bomberos luchando contra 13 incendios, según las autoridades.

En España, los incendios que han estado ardiendo en algunas zonas de Extremadura, fronteriza con Portugal, y en la región central de Castilla y León obligaron a evacuar otros cuatro pequeños pueblos. El Ministerio de Medio Ambiente dijo que estaba ayudando a combatir 17 incendios en todo el país.

Las llamas amenazan ahora un monasterio del siglo XVI y un parque nacional. Varios centenares de personas han sido evacuadas desde el inicio de los incendios y miles de hectáreas de bosque han sido destruidas en las dos regiones.

Entre el 7 y el 13 de julio, Portugal registró 238 muertes en exceso debido a la ola de calor, dijo la autoridad sanitaria de la DGS del país. La temperatura más alta del jueves se registró en la ciudad norteña de Pinhão con 47 grados, justo por debajo del récord.

“El exceso puede atribuirse a la ola de calor. En los últimos días, hemos tenido temperaturas muy altas y extremas y durante un periodo muy largo”, dijo la jefa de la DGS, Graça Freitas, a la agencia de noticias Lusa.

La ministra de Sanidad, Marta Temido, dijo que el sistema sanitario se enfrentaba a una semana “especialmente preocupante” debido a la ola de calor y afirmó que algunos hospitales estaban desbordados.

Advierten de ola de calor en Reino Unido

Las autoridades están preocupadas por los efectos en la salud de las personas y en los sistemas sanitarios, que ya se enfrentan a la pandemia del COVID-19, a medida que el calor abrasador afecta al continente, con advertencias de que lo peor está por llegar en Reino Unido.

El meteorólogo británico emitió su primera advertencia roja de “calor extremo” para partes de Inglaterra para los próximos lunes y martes, cuando se prevé que las temperaturas alcancen máximos históricos.

La ministra de Sanidad, Marta Temido, dijo que el sistema sanitario se enfrentaba a una semana “especialmente preocupante” debido a la ola de calor y afirmó que algunos hospitales estaban desbordados.

 

“Es probable que a principios de la siguiente semana se registren temperaturas excepcionales, tal vez récord”, dijo el meteorólogo jefe de la Met OfficePaul Gundersen.

“También es probable que las noches sean excepcionalmente cálidas, especialmente en las zonas urbanas. Es probable que provoque un impacto generalizado en las personas y la infraestructura”, dijo.

La temperatura más alta registrada en Reino Unido fue de 38,7 ºC, registrada en Cambridge el 25 de julio de 2019.

Hannah Cloke, experta en clima de la Universidad británica de Reading, dijo que la ola de calor mostró que el cambio climático está aquí y que hay una necesidad urgente de adaptarse.

“Estamos viendo estos problemas ahora y van a empeorar. Tenemos que hacer algo ahora. Es más difícil hacer frente a este tipo de temperaturas en Reino Unido porque no estamos acostumbrados a ellas”, precisó.