Querétaro cuenta con uno de los tesoros ambientales más grandes de México: se trata de la Reserva de la Biósfera.

¿Cuál es la importancia de la reserva de la Biósfera en Querétaro y México?

Al norte de Querétaro, a una altura de 3 mil metros sobre el nivel del mar, se esconde uno de los mayores tesoros de la biodiversidad. Es la Reserva de la Biósfera de Querétaro, y desde hace 35 años, el Grupo Ecológico Sierra Gorda trabaja para proteger la región, al tiempo que se genera economía para sus habitantes.

“Somos la organización que lidera la alianza por la conservación de la Sierra Gorda, que incluye otras organizaciones que se encargan de diferentes áreas dentro de la región, como la educación ambiental, la protección de bosques y suelos y el programa de carbono”.

Maite Aguerrebere, vocera de Grupo Ecológico Sierra Gorda.

A tres horas de la capital, atravesando Bernal y el Tolimán, está la autopista a la Sierra Gorda, donde se localiza este tesoro natural y se puede llegar a Jalpan y Pinal de Amoles. Ambos congregan maravillosos paisajes boscosos y deliciosos platillos de la región.

Ahí, los locatarios le ofrecen comida a los viajantes para todos los gustos.

“En un mes que se ponga buena la manzana, hago jugo, la muelo y en lugar de refresco o café se toman los clientes su vaso de jugo de manzana. Cocino flor de maguey y ahorita como en este mes que llueve, salimos al campo y traemos hongos y los cocino”.

María Agua Sánchez, propietaria de la Fonda “La manzanita”

Además, las artesanías no pueden faltar. Los talleres de bordado están organizados y ofrecen productos de calidad, fabricados por los mismos pobladores.

Estrategia a largo plazo

La conservación de la tierra es el pilar del Grupo Ecológico Sierra Gorda, que ha diseñado el “Modelo Querétaro”; Salvador Sarabia Rivas, jefe de proyectos forestales del Grupo Ecológico Sierra Gorda, dijo que la idea es obtener dinero para los pobladores.

“El modelo Querétaro busca dar esta estrategia, dar estas alternativas de generar ingresos económicos a los dueños de los bosques, más allá de los protocolos internacionales, de los créditos de carbono que han sido un fracaso a nivel mundial y que aquí en el estado de Querétaro estamos haciendo un sí de cada imposible que el protocolo internacional pide”.

El modelo ecológico de la Sierra Gorda le ha valido un sinfín de reconocimientos internacionales como el Premio Ecuatorial 2021 que otorga la Organización de las Naciones Unidas. Ahora, se busca replicar el esquema en 11 estados del país, pues actualmente, sólo en Querétaro son más de 100 mil personas las beneficiadas, en un área que ofrece una experiencia inigualable a quienes la visitan.