La ola de calor que se abate sobre el sudoeste de Europa desde hace varios días alcanzará su pico en España, donde las temperaturas superaron ya los 45ºC en la víspera, a la vez que se multiplican los incendios forestales.

La ola de calor en la Península Ibérica tendrá una duración de una semana a 10 días, es decir, al menos hasta el domingo o quizás hasta mediados de la semana que viene.

El jueves “se espera que sea el día álgido de este episodio de ola de calor”, advirtió la Agencia Meteorológica Estatal (Aemet) española, que no prevé, sin embargo, que se bata el récord absoluto de calor en España, de 47.4 ºC, registrado en agosto de 2021 en Montoro, en Andalucía.

No obstante, se espera un calor aplastante, por encima de los 40ºC, en los valles del Guadiana, el Tajo y el Guadalquivir, en el cuadrante suroeste del país, y en el centro, según la Aemet.

Asimismo, la agencia española prevé que las temperaturas mínimas sigan subiendo hasta los 24-26 grados centígrados en el sur y el centro del país.

Toda España, salvo las islas Canarias, está bajo alerta por las altas temperaturas. Andalucía (sur), Extremadura (suroeste), y hasta Galicia (noroeste), de clima tradicionalmente moderado, están en alerta roja.

Las temperaturas aflojarán el fin de semana en España, en particular en el sur y el oeste, pero la situación seguirá siendo sofocante en el noroeste mientras la ola de calor se desplaza hacia el norte, hacia Francia y el Reino Unido.

Por ola de calor, reportan incendios en Europa

Con semejante calor, los incendios proliferan en el sur de Europa.

En Grecia, un helicóptero que intentaba apagar un incendio forestal en Samos se estrelló en el mar Egeo, según informaron los guardacostas griegos el miércoles.

“Hay un superviviente y se está llevando a cabo una operación de rescate para encontrar a los otros tres miembros de la tripulación”, dijo un funcionario de los guardacostas.

 

En Portugalun incendio en la noche del martes causó la muerte de una persona en la región norteña de Aveiro, según los servicios de emergencia. Según el periódico Correio da Manha, la víctima era una mujer de unos 50 años.

Finalmente, en Franciados incendios alimentados por “la vegetación seca, especialmente la maleza”, según las autoridades, han arrasado 2 mil 700 hectáreas de pinos en la región de Burdeos (suroeste) desde el martes.