Ricky Martin inició la segunda mitad del año envuelto en una orden de restricción por presunta violencia doméstica y ahora se le suma una demanda por parte de su exmánager.

Rebecca Drucker trabajó con el cantante de 2014 a 2018 y de 2020 a 2022 e inició un proceso legal en un tribunal de Los Ángeles y busca el pago de tres millones de dólares.

De acuerdo con información del New York Post, que retomó People en Español, la mujer alega que “salvó la carrera de Ricky Martin” y ahora busca que se le paguen comisiones que, supuestamente, el cantante adeudaría.

Drucker alegó que Enrique Martín Morales, nombre real de cantante, “se negó total y maliciosamente a pagarle los millones de dólares en las comisiones que él le debe” en virtud de su contrato.

De acuerdo con lo expuesto en el archivo de 15 páginas, Drucker supuestamente ayudó al cantante a salir adelante en un mundo de “contratos de grabación, giras y acuerdos de patrocinio, y otros esfuerzos profesionales” en periodos de la vida de la estrella latina que la mujer calificó como un “tiempo de caos”, según expuso People en Español.

También la demandante expone que habría protegido a Martin luego que en septiembre de 2020 recibiera una amenaza que pondría “fin a su carrera”. Aunque no entra en detalles, aseguró que contrató un buen abogado que manejó el asunto y del que resultó ileso.

La relación profesional terminó el pasado abril luego de que el cantautor la “obligara” a renunciar como su mánager tras alegadas manipulaciones y mentiras reiteradas.

Drucker alegó que, cuando insistió para recobrar el dinero que entiende le pertenece, Martin la habría amenazado para que firmara un acuerdo de confidencialidad, a lo que ella se negó, según reseñó el portal TMZ.