Los investigadores rastrearon el registro del camión donde fueron localizados varios migrantes sin vida, hasta una dirección de San Antonio y pusieron vigilancia, tiempo después arrestaron a dos hombres por separado cuando se los vio salir de la residencia.

Los dos sospechosos fueron identificados como Juan Francisco D’Luna-Bilbao y Juan Claudio D’Luna-Mendez, ambos ciudadanos mexicanos, y que ya habían sido acusados ​​de posesión de armas de fuego mientras residían ilegalmente en Estados Unidos, según documentos judiciales y autoridades estadounidenses.

Al menos 51 migrantes han muerto después de quedar atrapados dentro de un tráiler abandonado en Texas. Los migrantes fallecidos, 39 hombres y 12 mujeres, la mayoría ciudadanos de México, fueron abandonados a unos 250 kilómetros al norte de la frontera entre Estados Unidos y México.

El incidente marcó la mayor pérdida de vidas registrada en un intento de trata de personas en los Estados Unidos, según Craig Larrabee, agente especial interino a cargo del brazo de investigación del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos.

Las autoridades locales describieron haber encontrado la puerta trasera del tráiler abierta con “pilas de cuerpos” adentro, mientras que otros estaban tirados cerca.

Hay un tercer sospechoso

Un tercer sospechoso, descrito como un ciudadano estadounidense que conducía el camión, también fue detenido y se esperaba sea acusado, pero permanecía hospitalizado hasta este martes por la noche, según un funcionario mexicano.

El camión se había dejado estacionado junto a unas vías de tren mientras las temperaturas subían hasta los 39.4 Celsius. Las autoridades locales dijeron que no había señales de agua o medios visibles de aire acondicionado dentro del camión.

Mexicanos, hondureños y guatemaltecos entre los migrantes fallecidos

Se sabe que al menos 27 mexicanos, tres guatemaltecos y cuatro hondureños están entre los muertos, según funcionarios de los tres países. No hubo información inmediata sobre la nacionalidad de las otras víctimas.

Más de una docena de sobrevivientes fueron trasladados a hospitales del área para recibir tratamiento por insolación y agotamiento, incluidos cuatro menores.

Es posible que el camión transportara alrededor de 100 migrantes, pero el número exacto no está claro, según funcionarios locales y federales que informaron sobre la investigación.

Al parecer, los migrantes habían cruzado recientemente la frontera y el camión los recogió para llevarlos a su lugar de trabajo.

Las autoridades fueron alertadas sobre el camión a través de una llamada de emergencia al 911 de un transeúnte al que le pidió ayuda un migrante que había escapado del camión, dijeron los funcionarios.

Las víctimas fueron encontradas rociadas con una sustancia picante, dijeron las autoridades, una práctica que se sabe que utilizan algunos contrabandistas para enmascarar el olor de la carga humana y evadir la detección canina.