La tormenta tropical Celia sigue presente en territorio mexicano, específicamente en Guerrero, donde las fuertes lluvias han generado que las autoridades estatales decidieran suspender las clases en cuatro regiones para este jueves 23 de junio; se trata de:

  1. Acapulco
  2. Costa Grande
  3. Centro
  4. La parte alta de la Sierra

Esta medida fue tomada para salvaguardar la integridad de alumnos, maestros y personal administrativo en los centros educativos de todos los niveles.

Tormenta tropical Celia seguirá causando fuertes lluvias y alto oleaje en Guerrero

Durante las primeras horas de este día, la Secretaría de Protección Civil de Guerrero dio a conocer que las extensas bandas nubosas de la tormenta tropical Celia mantendrán el temporal de lluvias puntuales torrenciales durante las próximas horas en gran parte del estado, así como rachas de viento de 60 a 70 kilómetros por hora y oleaje de dos a tres metros de altura en la franja costera.

Al último corte, la tormenta tropical Celia se localizaba a 510 kilómetros al Sur-Sureste de Punta San Telmo, Michoacán, con vientos sostenidos de 85 kilómetros por hora y rachas de 100 kilómetros por hora.

  • Se desplaza hacia el oeste-noroeste a 13 kilómetros por hora.

Para este jueves continuará cielo nublado, con probabilidad de ocurrencia de precipitaciones de ligeras a moderadas en Acapulco, Costa Grande, Centro y la parte alta de la Sierra, previendo una mejora después de las 10 de la mañana, debido a que este sistema continuará alejándose del estado de Guerrero.

Recomendaciones ante la temporada de huracanes

En temporada de lluvias y ciclones tropicales, la Secretaría de Protección Civil Guerrero recomienda a la población mantenerse atenta a la información meteorológica de fuentes oficiales y no propagar rumores.

  • Es necesario ubicar zonas seguras, rutas de evacuación y el refugio temporal más cercano.

Se debe de cuidar el crecimiento de ríos y arroyos, evitar cruzarlos; alejarse de laderas inestables con riesgo de deslaves o derrumbes, vigilar el comportamiento de escurrimientos que pudieran presentarse en zonas bajas, así como tener precaución con el riesgo de caída de árboles, espectaculares y tendido eléctrico.