España se encontraba este lunes, asfixiada por una ola de calor, un fenómeno inusual en esta época del año provocado por el cambio climático, según señaló un portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Este episodio meteorológico, que ocurre luego de que España viviera el mes de mayo más cálido en al menos 100 años, “puede prolongarse hasta finales de semana”, señaló Rubén del Campo.

Las temperaturas, según el experto, superarán “los 40 ºC en amplias zonas” del país, y se mantendrán elevadas durante la noche, con “mínimas superiores a los 20 o 22 ºC”.

El fenómeno irá más allá de la península ibérica y en los próximos días afectará a otros países europeos como Francia, dijo Del Campo.

“No es normal un calor tan extremo a estas alturas de (…) la primavera astronómica”, afirmó el portavoz, quien identificó como causa “el cambio climático”.

En los últimos 10 meses, España ha sufrido cuatro episodios de temperaturas extremas: una ola de calor en agosto pasado en la que se batieron récords de temperatura (47.4 ºC en Montoro, en el sur del país), “temperaturas excepcionalmente altas” entre Navidad y Año Nuevo, una ola de calor en mayo y ahora la actual, indicó el portavoz.

España podría superar los 40 grados de temperatura

El termómetro podría alcanzar en los próximos días los 43 ºC en ciudades de Andalucía (sur) como Córdoba o Sevilla, según las previsiones de la Aemet.

Desde la era preindustrial, las temperaturas han aumentado en promedio unos 1.7 grados en España (2 grados en Europa), dijo Rubén del Campo, quien detalló que los episodios no son solamente más extremos, sino también más frecuentes.

Y si bien España siempre ha tenido veranos calurosos, éstos “lo están siendo cada vez más y además cada vez son más largos: un verano actual dura más de un mes más que en los años 80”, explicó el experto.