Larry Hogan, gobernador de Maryland, Estados Unidos, informó a través de redes sociales sobre un tiroteo en dicha entidad.

El tiroteo masivo ocurrió en una zona rural en Smithsburg, en una fábrica.

Hogan declaró en conferencia de prensa que se realizó una persecución cuando el presunto autor de los disparos lanzó una balaza contra un agente, lo cual hirió a alguien en la espalda.

A través de la página de Facebook, el sheriff mencionó que el sospechoso ya no era una amenaza para la comunidad; aunque hasta el momento se desconoce si sigue con vida o no.

Tras nocticias constantes sobre tiroteos, este incidente se presenta luego de que la Cámara de Representantes de Estados Unidos votara para poner en marcha la iniciativa que activará un procedimiento legal de consfiscación de armas de fuego a personas que pudieran representar un peligro para ellas mismas y otros habitantes.