Suman casi 18 horas de haberse registrado la fuga de gas LP en la zona de los aguiluchos entre los límites de los municipios de Nextlalpan y Nicolás Romero en el Estado de México (Edomex).

Tras 12 horas de que personal de Petróleos Mexicanos (Pemex) incendiara el carburante para consumir los remanentes del gasoducto, las llamas aún continúan. Toda la noche la enorme flama se mantuvo viva, son miles de litros de gas los que se han fugado y los que se siguen consumiendo.

Personal de la paraestatal espera que la flama pueda extinguirse para continuar con los trabajos de reparación del gasoducto entre los límites de Nextlalpan y al menos otros dos municipios del Edomex.

Se tuvo que quemar el combustible para reparar gasoducto en Nextlalpan

En la zona de los límites entre Nextlalpan y Nicolás Romero permanecen elementos de seguridad física de Pemex y maquinaria especial para concluir con el sellado del ducto, esperan que las llamas puedan extinguirse lo más pronto posible, sin embargo, las flamas continúa avivándose.

Desde la tarde de este martes 7 de junio, bomberos de Tultepec y municipios aledaños en el Estado de México trabajan para controlar una enorme fuga de gas que emana desde una toma clandestina ubicada en la zona de cultivos del pueblo La Saucera.

Fue cerca de las 12:30 horas cuando servicios de emergencia del Edomex fueron alertados sobre una nube de gas provocada por una fuga clandestina en los ductos de Pemex y a Tultepec llegaron elementos del Ejército y policía local, así como otros servicios de emergencias.