La placa de un policía le salvó la vida al recibir una bala durante un forcejeo entre un ladrón cuando lo intentaba detener en la colonia Portales.

El elemento perteneciente a la Policía Bancaria e Industrial (PBI), el pasado 30 de mayo se encontraba en la alcaldía Benito Juárez, durante su jornada un ciudadano le solicitó apoyo para la detención de unos ladrones.

El policía pudo ver a uno de los delincuentes alejándose de la escena, por lo que corrió para alcanzarlo.

Aunque el individuo intentó pasar desapercibido actuando de manera “normal”, el policía intentó realizarle una revisión.

¿Un forcejeó y ayuda divina al policía?

En un momento el ladrón sacó un arma de entre sus ropas para agredir al agente de policía, al ver lo que ocurría, el agente de seguridad pública se abalanzó sobre ahora atacante y le intentó quitar el arma.

Se inició el forcejeo entre ambos y el delincuente presionó el gatillo del arma en contra del agente, en una zona cercana de su pierna.

Por suerte, el policía había guardado su placa en el pantalónlo que hizo que la bala impactara en la misma sin hacerle daño, más que abolladuras a su insignia.

Al ver el peligro de cerca, tuvo que sacar su arma para defenderse, todo en cuestión de segundos, al accionarla logró herir al ladrón y someterlo en el piso para retirarle la pistola.

¿Qué ocurrió después?

El hombre que forcejeó y agredió al policía de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) quedó detenido y recibió atención médica, al parecer es un joven de 19 años de edad que asaltaba con dos cómplices, los cuales se dieron a la fuga antes de la llegada del policía.

En las redes sociales se muestran imágenes de la placa del uniformado, donde se puede ver la abolladura que le provocó la bala. También se puede ver al detenido sentado en una silla sobre la banqueta, recibiendo atención por elementos de urgencias médicas y el arma que le fue retirada con cuatro balas útiles.