El parlamento de Rusia aprobó una ley que elimina el límite de edad para alistarse en el Ejército, en plena ofensiva de las fuerzas rusas en Ucrania.

“La aprobación de este proyecto de ley permitirá atraer al ejército a expertos en especialidades muy solicitadas”, subrayó uno de los autores del proyecto, el diputado Andrei Kartapolov, citado en la página web de la Duma, la cámara baja del parlamento.

Hasta ahora, sólo los ciudadanos de 18 a 40 años estaban autorizados a trabajar en el ejército. Para los ciudadanos extranjeros, el rango de edad era de 18 a 30 años.

A partir de ahora, cualquier voluntario que no haya alcanzado la edad legal de jubilación, actualmente fijada en 61.5 años para los hombres, podrá alistarse en el ejército.

El ejército ruso lleva a cabo una ofensiva en Ucrania, pero se enfrenta a una feroz resistencia ucraniana, por lo que ha sufrido importantes pérdidas materiales y humanas.

Rusia lanzó una convocatoria de primavera de 2022 en abril, con el objetivo de enviar a 134 mil 500 jóvenes a los cuarteles, pero las autoridades aseguraron que los reclutas no serían enviados al frente.

Aprueban otro proyecto de ley que permite a Moscú cerrar oficinas de medios occidentales

El nuevo proyecto de ley se suma a otra aprobada que otorga a los fiscales poderes para cerrar oficinas de medios extranjeros en Moscú si un país occidental ha sido “antipático” con medios rusos, luego del cierre de algunos servicios de comunicación estatales rusos en Occidente.

El proyecto de ley, aprobado en primera lectura por la cámara baja del parlamento, o Duma, también prohíbe la distribución de artículos u otros materiales de medios que hayan sido cerrados por la Fiscalía de ese país.

El texto debe someterse a dos lecturas más, ser revisado por la cámara alta del Parlamento y ser firmado por el presidente Vladimir Putin para convertirse en ley.

Los proyectos de ley se suman a los desafíos que enfrentan los medios extranjeros después de que Rusia adoptó en marzo una ley que penaliza lo que denominó la difusión de noticias “falsas” sobre su ejército.