En Puebla, explotaron dos polvorines, lo que dejó un saldo de al menos siete muertos, y tres heridos, incluidos dos menores de edad. El siniestro movilizó cuerpos de emergencia, que se trasladaron a Santo Tomás Hueyotlipan y en Tulcingo del Valle, sitios de los estallidos.

¿Qué se sabe de la explosión de polvorines en Puebla?

La Secretaría de Gobernación informó que, ante las dos explosiones de polvorines clandestinos registradas en los municipios de Tulcingo de Valle y Santo Tomás Hueyotlipan, el Gobierno del Estado de Puebla ha brindado el apoyo necesario para el traslado,  valoración y atención de las personas heridas. Además, señaló que en el sitio donde estallaron los polvorines murieron seis personas, y minutos más tarde una más perecería en el hospital, producto de las quemaduras en su cuerpo

¿Quiénes son las víctimas morales de explosión de polvorín en Santo Tomás Hueyotlipan, Puebla?

Como resultado de ambas explosiones, en el lugar fallecieron seis personas, dos de ellas de forma casi instantánea, en Santo Tomás Hueyotlipan, que respondían a los nombres de Brandon Hernández y Juan Carlos Flores Hernández, de 28 y 19 años de edad, respectivamente.

Minutos más tarde, un adulto de nombre Álvaro Hernández Zavaleta, de 23 años, fue trasladado por el SUMA al Hospital de Traumatología y Ortopedia, donde recibió la atención correspondiente, sin embargo, a causa de la gravedad de sus heridas, en el 75% del cuerpo, perdió la vida, lo que elevó la cifra a 3 muertos sólo en esta zona donde estalló uno de los polvorines.

¿Quiénes son las víctimas morales de explosión de polvorín en Tulcingo, Puebla?

Mientras que en Tulcingo perecieron otras cuatro personas que respondían a los nombres de Nancy Franco González de 28 años, Brosio Celot Montes de 32, Miguel Ángel López Zúñiga de 33 y Ángel Pérez Lucas de 28 años.

Ambas explosiones de los polvorines clandestinos fueron atendidas por el Heroico Cuerpo de Bomberos, la Secretaría de Seguridad Pública, SUMA y Protección Civil estatal y municipal, instancias que realizan una supervisión de los inmuebles para descartar mayores riesgos. Los lugares están bajo resguardo de la Secretaría de la Defensa Nacional, mientras que personal de la Fiscalía General del Estado hace los peritajes correspondientes.