Un total de 31 personas han muerto hasta este domingo en Cuba a consecuencia de una explosión accidental en el hotel Saratoga de La Habana, informó el Ministerio de Salud Pública (Minsap).

Hasta la fecha, “85 personas resultaron lesionadas, de ellas 24 se encuentran hospitalizadas, 30 pacientes recibieron el alta médica y 31 fallecieron”, señaló el Minsap en una nota publicada en su página de internet.

En su balance anterior, había informado de 27 fallecidos, pero brigadas de bomberos y rescatistas buscaban el domingo cuerpos bajo los escombros del hotel Saratoga, ubicado en La Habana Vieja.

Hotel Saratoga: siguen labores de búsqueda de sobrevivientes

“Llevamos 43 horas ininterrumpidas tratando de buscar la mayor cantidad de personas” y “hasta que no se encuentren no creo que se vaya a parar”, dijo en el lugar el alcalde de La Habana ViejaAlexis Acosta.

Explicó que en el sótano y en el subsótano del hotel Saratoga estaban los principales servicios de aseguramiento al hotel, incluido el almacén, las neveras, oficinas y la lavandería. Reconoció que la cantidad de escombro generada por la explosión ha complicado acceder a todos los espacios subterráneos.

Según el Minsap, entre los 30 fallecidos del hotel Saratoga hay cuatro niños y adolescentes, una embarazada y una turista española de 29 años, cuyo esposo también resultó herido durante la explosión que destruyó parcialmente al establecimiento de lujo que estaba siendo refaccionado.

Entre los 24 hospitalizados del hotel Saratoga, siete se reportan en estado crítico, seis en estado grave y 11 de cuidado. A los múltiples mensajes de condolencia y solidaridad que ha recibido Cuba, se sumó este domingo el papa Francisco.

“Recemos también por las víctimas de la explosión ocurrida en un gran hotel de la capital de Cuba, La Habana. Que Cristo Resucitado les guíe a la casa del Padre y done consuelo a los familiares”, dijo pontífice papa argentino en su mensaje, reproducido en Twitter por la cancillería cubana.

El emblemático hotel de cinco estrellas estaba cerrado desde hacía dos años por la pandemia y se preparaba para reabrir al público el próximo 10 de mayo. Sus primeros cuatro pisos resultaron destruidos.

Según informó el ministerio del Turismo el pasado sábado, en el momento en que se produjo la explosión, probablemente debido a una fuga de gas, en su interior se encontraban 51 trabajadores.

El Saratoga es conocido por haber alojado a varias celebridades en los últimos años, entre ellas Mick Jagger, Beyoncé y Madonna.

Construido en 1880 para albergar tiendas, el edificio se transformó en hotel en 1933 y devino en establecimiento de lujo en 2005.