La noche de este 15 de abril, elementos de la policía capitalina recuperaron el inmueble de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) tomado por mujeres encapuchadas en la calle República de Cuba, en el Centro Histórico de la Ciudad de México (CDMX).

El secretario de Seguridad Ciudadana de la CDMX, Omar García Harfuch, informó que la policía arribó al lugar “derivado de la denuncia por agresiones en la calle de República de Cuba”.

Elementos de la Fiscalía capitalina y la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) fueron los encargados de ingresar al inmueble con el fin “de evitar que sea utilizado para realizar más acciones que ponen en riesgo a la ciudadanía”, informó García Harfuch.

Las mujeres que se encontraban al interior del inmueble fueron retiradas aunque, hasta el momento, se desconoce si hubo detenciones relacionadas con la agresión a una mujer que viajaba en un automóvil y el cual terminó destrozado justo enfrente del lugar hoy desalojado.

Tras ser retiradas del edificio y permanecer algunos minutos sentadas sobre la calle, en grupo, algunas mujeres encapuchadas fueron subidas a una patrulla de la SSC-CDMX.

Más tarde, se informó que tres personas detenidas afuera del inmueble fueron presentadas en la coordinación territorial Benito Juárez-2, en donde se iniciará un proceso en su contra por presunto daño a propiedad privada y robo a transeúnte.

¿Qué pasó en la calle República de Cuba?

El 14 de abril se difundió un video en redes sociales en el cual se observa cómo encapuchadas de la Casa de Refugio Okupa Cuba, donde antes eran las instalaciones de la Comisión de Derechos Humanos (CNDH) de la Ciudad de México (CDMX) vandalizan el auto de una mujer automovilista que no accedió a darles dinero mientras pasaba por ahí.

“Mi mamá iba sola en el coche, estas chicas estaban bloqueando la calle, pidiendo dinero. Mi mamá les dijo que no tenía, le empezaron a pintar el coche con aerosol, ella se molestó e intentó sacar el celular para grabar lo que estaba pasando”.

Denuncia de la usuaria Nnux en Twitter.

Las encapuchadas reaccionaron de forma agresiva y comenzaron a golpear el auto, con tubos de metal, y pintarlo, por lo que terminó completamente destrozado. El video, se viralizó.