Con 26 votos a favor y ocho en contra, en una maratónica sesión, los legisladores lograron acuerdos en lo que calificaron como un ejercicio de sensibilidad política, igualdad, respeto a las garantías individuales.

Después de muchos años de espera, la madrugada de este jueves el Congreso de Jalisco aprobó el matrimonio igualitario tras realizar una serie de reformas a favor de las diversidades sexuales que también incluyó el fin de las terapias de conversión y el reconocimiento de la identidad de género.

Con 26 votos a favor y ocho en contra, en una maratónica sesión, los legisladores lograron acuerdos en lo que calificaron como un ejercicio de sensibilidad política, igualdad, respeto a las garantías individuales, inclusión y atención a las necesidades sociales.

En sesión de Pleno, los legisladores aprobaron cambios a la normatividad vigente en favor de la comunidad LGBTQ+.

Además, debido a amenazas que recibieron algunos diputados, provenientes de los grupos conservadores, la aprobación final se hizo con voto secreto.

Así, se reformaron los artículos 258, 260 y 267 Bis del Código Civil para establecer la posibilidad de que dos personas se unan libremente en comunidad con respeto, ayuda mutua e igualdad de derechos y obligaciones.

También, se aprobó reconocer el derecho de identidad de género a transexuales.

Las nuevas disposiciones entrarán en vigor al día siguiente de su publicación en el Periódico Oficial del Estado.

Además, se adicionó el artículo 202 Ter al Código Penal para el Estado, con el objeto de sancionar a quienes apliquen o financien cualquier tipo de tratamiento, terapia o práctica para modificar, reorientar o anular la orientación sexual de una persona.

En tanto, a las afueras del edificio del Poder Legislativo, en la Plaza Liberación, colectivos defensores de los derechos de la comunidad LGBTQ+ celebraron esta decisión y recordaron que la primera propuesta en la materia se realizó hace 22 años.