El gobierno español anunció este miércoles que usar cubrebocas en interiores, salvo en el transporte público u hospitales, dejará de ser obligatorio desde el 20 de abril, en otro paso para tratar el COVID-19 como una enfermedad endémica.

El Consejo de Ministros del 19 de abril aprobará un decreto “en virtud del cual los cubrebocas dejarán de ser obligatorias en los espacios interiores” a partir del “20 de abril”, declaró la ministra de Sanidad, Carolina Darias, al cierre de una reunión con responsables regionales de salud en Toledo (centro).

En estos lugares de España aún deberá usar cubrebocas

  • Llevar tapabocas seguirá siendo necesario en centros de salud, hospitales, residencias de ancianos y en el transporte público, precisó

En interiores ya no será obligatorio

De esta manera, España imita a otros países en los que dejó de ser obligatorio el cubrebocas en interiores, pero lo hará una vez que pase la Semana Santa (10-17 de abril), durante la cual muchos españoles se reúnen en familia y suelen viajar.

La obligatoriedad del cubrebocas en interiores es una de las últimas restricciones todavía vigentes en España, un país que fue muy golpeado por la primera ola de la pandemia en la primavera de 2020, cuando los españoles quedaron bajo uno de los confinamientos más estrictos del mundo.

El uso del cubrebocas ha sido siempre muy respetado en el país, que incluso fue uno de los pocos que volvió a hacer obligatorio su uso al aire libre antes de Navidad, para hacer frente a la contagiosa variante Ómicron. En febrero, se volvió a levantar esa medida.

¿Cómo va el Covid-19 en España?

La semana pasada, España eliminó la cuarentena para los casos leves o asintomáticos de COVID-19, en una nueva estrategia para tratar la enfermedad como endémica, comparable a la gripe.

El gobierno también puso fin a la realización de test a todos los casos sospechosos y sus contactos, para privilegiar a personas de más de 60 años, inmunodeprimidos y embarazadas, así como personal del sistema de salud o casos graves.

España posee una de las tasas de vacunación más elevadas del mundo, con 92.5% de su población mayor de 12 años totalmente inmunizada y más de la mitad de sus 47 millones de habitantes incluso con la dosis de refuerzo, sin que este tema haya generado mayor debate en el país.

  • El país ha registrado 102 mil 747 fallecidos por COVID, según las cifras oficiales.