Las tropas rusas que el 24 de febrero tomaron la central nuclear de Chernobyl, empezaron a retirarse de la zona y de la ciudad satélite de Slavutych, informó este jueves la agencia nuclear de UcraniaEnergoatom.

Los efectivos rusos marchan “en dos columnas hacia la frontera” de Ucrania con Bielorrusia, precisó Energoatom en Instagram, agregando que solo queda “un pequeño número” de soldados rusos en el sitio.

“Los ocupantes, que se apoderaron de la planta de energía nuclear de Chernobyl y otras instalaciones en la zona de exclusión, partieron en dos columnas hacia la frontera de Ucrania con la República de Bielorrusia“.

Energoatom

Más temprano, el jefe de Energoatom instó al organismo de control nuclear de la ONU a ayudar a garantizar que los funcionarios nucleares rusos no interfieran en la operación de Chernobyl y la planta de energía nuclear de Zaporizhzhia, la más grande de Europa, que también está ocupada por soldados rusos.

Aunque las tropas rusas tomaron el control de Chernobyl poco después de la invasión del 24 de febrero, el personal ucraniano de la planta continuó supervisando el almacenamiento seguro del combustible nuclear gastado y supervisando los restos revestidos de hormigón del reactor que explotó en 1986.

Las autoridades rusas han negado que sus fuerzas hayan puesto en riesgo las instalaciones nucleares en Ucrania, la cual ha expresado su preocupación por la seguridad de Chernobyl y había exigido la retirada de las tropas rusas, cuya presencia impidió la rotación del personal de la planta durante un tiempo.

Aunque el pasado 30 de marzo Rusia decidió reducir de manera “radical” su actividad militar en torno a Kiev y Chernígov, el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, aseguró que su país no reducirá sus “esfuerzos de defensa” ante la invasión rusa.