Antony Blinken, secretario de Estado de Estados Unidos, aseguró que el Gobierno de Rusia no da señales de seriedad en las negociaciones de paz con Ucrania, que se están realizando en Turquía, y pidió acciones y no palabras para terminar con la guerra. La Unión Americana teme que luego de los acuerdos rusos para reducir las operaciones militares en algunas zonas, como Kiev, podría haber un intento de engaño.

Estados Unidos le pide estas cuatro cosas a Rusia

Por lo anterior, Estados Unidos ha pedido a Moscú cuatro cosas:

  1. Terminar ya la agresión
  2. Dejar de disparar
  3. Retiras las fuerzas
  4. Implicarse en el diálogo

En conferencia de prensa desde Rabat, Marruecos, donde el funcionario de Estados Unidos se encuentra en gira oficial, exigió “más seriedad” por parte de Rusia en las negociaciones de paz, debido a que varias naciones tienen la voluntad de apoyar un alto al fuego.

“No veo nada que sugiera que las negociaciones de paz avanzan de manera efectiva porque Rusia no da signos de seriedad real. Pero si Ucrania concluye que sí, eso es bueno y nosotros apoyamos eso”.

Estados Unidos y Rusia

  • Reino Unido, Francia, Alemania e Italia se unieron a ese discurso
  • Rusia informó sobre su decisión de reducir su ofensiva en Ucrania

Joe Biden, presidente demócrata de Estados Unidos, dijo este martes en una declaración desde la Casa Blanca que él y sus aliados aumentarán las sanciones económicas contra Rusia, bajo un contexto en el que las mesas de paz no cumplan sus objetivos.

“Veremos si cumple. Parece haber un consenso de vamos a ver qué tienen que ofrecer. Afirmamos nuestra determinación de elevar costos para Rusia por sus brutales ataques en Ucrania, así como continuar brindando a Ucrania asistencia en materia de seguridad para defenderse”.

Negociaciones de paz

Finalmente, el secretario de Estado de Estados Unidos dijo sobre las negociaciones de paz:

“Una cosa es lo que Rusia dice y otra lo que Rusia hace. Miramos esto último. Lo que Rusia hace es seguir brutalizando a Ucrania y a su pueblo, y eso sigue ocurriendo mientras hablamos”.

Estas declaraciones se dan luego de que Sergei Rudskoi, jefe del Estado Mayor ruso, dio por terminada la primera fase en la guerra contra Ucrania, y que ahora el Ejército se enfocará en la liberación de Donbass, una zona con alta presencia de separatistas prorrusos.