Alfredo Kevin Pérez Hernández, desapareció en la colonia Residencial Italia el pasado 19 de marzo

A más de una semana de la desaparición de Alfredo Kevin Miguel Pérez Hernández, de 16 años de edad, su madre, Altagracia Manuela Hernández Yescas, reiteró la necesidad de que las autoridades queretanas activen la Alerta Amber y se realice con inmediatez la investigación y búsqueda del menor de edad con todos los recursos con que cuenta la entidad.

Entrevistada al salir de la Secretaría de Gobierno del estado de Querétaro, tras una reunión con el subsecretario de Derechos Humanos, Armando Del Río Leal, la mamá del adolescente pidió a la ciudadanía “que levante la Alerta Amber”, ya que, mencionó, la Fiscalía General del Estado de Querétaro le informó que esta no se puede activar porque se requiere de un criterio de la fiscala a cargo del caso.

“Alfredo, te voy a encontrar. No sé cómo, hijo. No sé en qué condiciones. No sé si con vida o te encuentre muerto, pero te voy a encontrar”, puntualizó, luego de confirmar que aún no le entregan copia de la carpeta de investigación del caso y que, tras el encuentro con autoridades de la Secretaría de Gobierno, no se llegó a ningún acuerdo.

Altagracia Manuela Hernández recordó que su hijo desapareció el sábado 19 de marzo, cuando salió de la colonia Residencial Italia, en el municipio de Querétaro.

Señaló que, el viernes pasado, sostuvo comunicación telefónica con Pérez Hernández; sin embargo, acotó, “no reconocí su voz”. Añadió que el sábado siguiente, a las 17:03 horas, recibió otra llamada, la cual dejó perder para activar la grabación. A las 17:07 horas, agregó, entró una llamada más, la cual fue grabada y se entregó a la Fiscalía, pero esta le dio seguimiento después de las 21 horas.

“Es un número de aquí, de Querétaro, la clave es 442. (…) Estuvimos alrededor como de minuto y medio, casi dos, y me dijo, se oye preocupado, se oye angustiado, me dijo que lo sacaban de Querétaro y lo llevaban a Michoacán”, narró.

Manifestó que de ahora en adelante levantará la voz y aceptará la ayuda de quien se la proporcione. Abundó en que “yo no quiero hacer una revuelta, yo solo quiero encontrar a mi hijo, ¿Hasta dónde tenga que escalar? No sé. Si es una pirámide y tengo que llegar hasta la punta y después caer de pique y romperme la cara, va a pasar. Yo solamente quiero buscar a mi hijo, quiero contactarlo, quiero tenerlo en mi casa”.