El gobernador reiteró que no hubo fallecidos durante la riña en el partido entre Gallos y Atlas; informó que ya se recuperaron todos los heridos 

Después de que fuera dada de alta la última persona lesionada como consecuencia de los hechos de violencia en el Estadio Corregidora, el gobernador del estado de Querétaro, Mauricio Kuri González, destacó que ha llegado la hora de sanar el daño ocasionado por dichos acontecimientos.

“Quiero reiterarlo, Querétaro no lo define ni va a mancharlo este lamentable evento; nuestra tierra es mucho más, mucho más. Somos un estado que se rige por la paz, la tranquilidad y el esfuerzo de nuestra gente. Todo eso es lo que en realidad nos define, nos une y nos hace grandes. Llegó la hora de sanar nuestras heridas”, enfatizó.

Mediante un video publicado en redes sociales, el mandatario estatal destacó que las 26 personas que resultaron lesionadas ya se han recuperado; asimismo, resaltó que dichos disturbios no dejaron personas fallecidas. Sin embargo, señaló que lo ocurrido el pasado 5 de marzo fue una tragedia.

El titular del Poder Ejecutivo Estatal agradeció a los periodistas que ya se han disculpado por haber propagado versiones extraoficiales sobre supuestas personas fallecidas, durante los disturbios acontecidos en el partido entre los Gallos Blancos de Querétaro y los Rojinegros del Atlas.