Un teatro de Mariúpol donde se habían refugiado “centenas de civiles” fue impactado el miércoles por un bombardeo de Rusia, informó la alcaldía de esta asediada ciudad portuaria del sudeste de Ucrania.

“El avión soltó una bomba sobre el edificio que albergaba a centenas de civiles. Resulta imposible establecer un balance inmediato, porque los bombardeos en esa zona residencial prosiguen”,

Indicó la alcaldía en Telegram.

Los ataques a civiles

Sin embargo, el ataque al teatro que fungía como refugio, que no ha sido el único contra civiles, según han informado autoridades de Ucrania, pues el ejército ucraniano aseguró que ataques rusos contra civiles que huían de la asediada ciudad de Mariúpol, en el sureste de Ucrania, dejaron este miércoles “muertos” y heridos, entre ellos un niño, entre los trágicos momentos que ha vivido Ucrania ante la invasión de Rusia.

Un convoy de civiles que se dirigía de Mariúpol Zapiroyia fue atacado por lanzacohetes Grad, dijo el ejército en Telegram.

“Según una primera evaluación, hay muertos”,

Las evacuaciones se han acelerado en Mariúpol, mientras los habitantes de este puerto estratégico carecen de alimentos y agua.

El corredor humanitario utilizado por los convoyes de vehículos une Mariúpol con Zaporiyia, más al norte, vía Berdiansk, una distancia de unos 270 km.

Comienza la invasión

El 24 de febrero al amanecer, el presidente ruso, Vladimir Putin, que había concentrado más de 150 mil soldados en torno a Ucrania en las últimas semanas, y anuncia una “operación militar” en Ucrania para defender a las “repúblicas” separatistas autoproclamadas del este del país, cuya independencia había reconocido tres días antes.

Poco después del anuncio, se escuchan fuertes explosiones en Kiev y en varias ciudades ucranianas.

Por la mañana, las fuerzas terrestres rusas penetran en territorio ucraniano desde Rusia y desde Bielorrusia. En las primeras horas, ocupaban la central nuclear de Chernobyl.

La ofensiva provoca indignación internacional y varios países comenzaron a entregar armas a Ucrania.