El Senado de Estados Unidos aprobó el martes por unanimidad una resolución que condena al presidente ruso, Vladimir Putin, como criminal de guerra, una rara muestra de unidad en un Congreso profundamente dividido.

La resolución fue presentada por el republicano Lindsey Graham y gozó de una rara muestra de unidad partidista en el Congreso.

La resolución contra Putin

Anima a la Corte Penal Internacional (CPI) de La Haya y a otras naciones a apuntar al Ejército ruso en cualquier análisis sobre los crímenes de guerra cometidos durante la invasión rusa de Ucrania.

“Todos nosotros en esta cámara nos unimos, con demócratas y republicanos, para decir que Vladimir Putin no puede eludir la responsabilidad por las atrocidades cometidas contra el pueblo ucraniano”

Chuck Schumer, demócrata en el Senado

Rusia llama a sus acciones una “operación militar especial” para desmilitarizar y “desnazificar” a Ucrania. Putin también ha llamado al país con un régimen títere y sin tradición de Estado independiente.

Moscú no ha capturado ninguna de las 10 mayores ciudades del país tras su incursión iniciada el 24 de febrero, el mayor asalto a un Estado europeo desde 1945.

Rusia anuncia sanciones a Biden

Rusia anunció el martes sanciones contra el presidente Joe Biden y otros importantes dirigentes de Estados Unidos, entre ellos el secretario de Estado, Antony Blinken, en respuesta a las medidas punitivas de Washington contra Moscú debido a Ucrania.

Esta medida “es la consecuencia inevitable de la tendencia extremadamente rusófoba que mantiene el actual Gobierno de Estados Unidos”, dijo el ministro ruso de Relaciones Exteriores en un comunicado.