El jefe de la diplomacia europea, Josep Borell, condenó la invasión “bárbara” de Ucrania por el presidente ruso Vladimir Putin y confirmó un cuarto paquete de sanciones contra el Kremlin.

Borrell dijo que Moscú estaba apuntando no sólo contra los militares ucranianos sino también contra los civiles y recordó que, en la ciudad estratégica de Mariúpol, en el sur de Ucrania, “más de 2 mil 400 civiles han muerto” desde el inicio de la invasión.

“La guerra de Putin no sólo concierne a Ucrania, sino la seguridad y estabilidad de nuestro continente europeo. Nos afecta a todos”, dijo Borrell en una rueda de prensa en Skopje, en la República de Macedonia del Norte.

Más de 2.6 millones de ucranianos huyeron de los combates, “el mayor movimiento desde la Segunda Guerra Mundial”, agregó.

Confirman nuevas sanciones contra Rusia

Borrell también confirmó un cuarto paquete de sanciones contra el comercio ruso:

  • El acceso al mercado
  • Pertenencia a las instituciones financieras internacionales
  • Exportación de bienes de lujo, apuntando específicamente a los sectores del acero, el carbón y la energía

“Esto será otro gran golpe para la base económica y logística sobre la que el Kremlin está construyendo la invasión y tomando los recursos para financiarla”, dijo el jefe de la diplomacia europea.

El máximo diplomático de la Unión Europea (UE) calificó a los Balcanes Occidentales de “prioridad estratégica” para el bloque europeo.

“Este es, espero, el momento de despertar para Europa”, dijo tras reunirse con el primer ministro de Macedonia del Norte.

“Es el momento de dar un nuevo impulso al proceso de ampliación y anclar firmemente los Balcanes Occidentales a la Unión Europea”, insistió.