Ante el posible cambio de sede del equipo Gallos Blancos, el gobernador Mauricio Kuri González intervendrá para que la franquicia se quede en Querétaro.

El actual dueño de la franquicia, grupo Caliente, deberá venderlo en menos de un año, lo cual podría derivar en el cambio de sede.

“Los Gallos son de Querétaro. Querétaro es de los estados que tiene forma de apoyar a un equipo de futbol”.

En ese sentido, ofreció su apoyo a quien resulte dueño del equipo, pues el gobernador de Morelos ya levantó la mano para llevarlo a Morelos.

“Estamos haciendo todo lo posible para que aquella persona empresaria que quiera adquirir este equipo haremos todas las gestiones para que se quede en Querétaro”.

Sin embargo, todavía se desconoce quién podría estar interesado en comprar esta franquicia, pues aún con cambio de plaza deberá cumplir el veto de un año sin público.