(En 2020 (primer año de pandemia) se redujo un 70.25% las cirugías de trasplantes en Comparación al 2019 y cabe mencionar que ese año ya traía una tendencia a la baja del –
8.60%.  Se dejaron de hacer aproximadamente 4mil 500 trasplantes, que esta no solo es una cifra, son vidas humanas perdidas».

Así lo afirmó la Presidenta fundadora de Asociación ALE, Adriana Castro de Alverde, quien con motivo del Día del Trasplante el pasado domingo, comentó que en 2021 se logró superar la cifra de trasplantes en un 192% con relación al año previo, sin embargo, aún se dejaron 2,649 trasplantes».

A la fecha, según datos del CENATRA se han realizado 651 trasplantes, «si seguimos con esa
tendencia solo lograremos realizar alrededor de 3,906 cirugías, por ello urge encontrar las alternativas para la reapertura segura de los programas de Trasplante especialmente para población abierta», comento Castro de Alverde.

Explico que hoy, en el Registro Nacional de Trasplantes (lista de espera) hay 22 mil 957 personas en riesgo, porque esperan un trasplante: 17 mil 333 necesitan un riñón, 5 mil 321 una córnea, 239 hígado, 49 corazón, 4 páncreas.

«La sobrevida de un paciente en diálisis -informo-, es de 38%, en hemodiálisis es de 36%, mientras que en un paciente trasplantado es de 80%. Y si logramos reinsertar a todas estas personas a una vida económicamente activa, estamos
hablando de un ingreso promedio de alrededor de 41mil 091 millones, es decir un retorno de inversión de $1.5 por cada peso invertido».

Adriana Castro dijo que a diferencia de no hacer trasplantes, el costo es de $132, mil 906 millones, «para aterrizar esta cifra, el presupuesto para salud en 2020 fue de $128mil, 589 millones, es decir, solo para cubrir al 100% de los pacientes con enfermedad renal se requiere de todo el presupuesto para salud», lamento.