El estado se aproxima a un periodo de estabilidad que nos llevaría a un descenso de COVID-19, así lo informó el Vocero Organizacional, Erick Ventura, quien dio a conocer que durante la última semana la positividad en el estado retrocedió al 70 por ciento. Reconoció que la mayoría de las y los queretanos han asumido una conciencia colectiva positiva, lo que ha contribuido para evitar un desbordamiento del sistema de salud.

Señaló que en Querétaro se han presentado más de 135 mil casos de COVID-19, incluidos quienes han padecido la enfermedad dos y hasta tres veces, además de que las hospitalizaciones se encuentran entre el 10 y el 13 por ciento de los casos, situación que dijo, coincide con las tendencias globales.

El Vocero consideró que con la decisión del Comité Técnico de ampliar los aforos para establecimientos en el Escenario A Modificado, continuará una reactivación “cauta, pero decidida de la economía para el bienestar de las familias queretanas”.

Recalcó que al estar librando la peor ola de contagios que se ha padecido, es momento de pensar a futuro, pues “detener la pandemia sigue en nuestras manos y nos exige usar todas las herramientas disponibles”.

Por ello insistió en la importancia de continuar con las medidas preventivas, como el uso del cubreboca fuera de casa o cuando se esté con personas vulnerables o no vacunadas; el lavado continuo de manos, la sana distancia, la ventilación de espacios, así como evitar lugares muy concurridos y locales cerrados, además de permanecer en casa lo más posible y recurrir a la línea COVID ante la menor sospecha de contagio.

“Así, con tu responsabilidad y la de todos, ¡vamos juntos por un Querétaro más sano!”, concluyó.