La Defensoría de Derechos Humanos de Querétaro (DDHQ) ha intentado generar acercamientos con las organizaciones de feministas para brindar acompañamiento en la marcha del 8M, en conmemoración del Día Internacional de la Mujer, mencionó Javier Rascado Pérez, presidente de la DDHQ.

“Hasta el momento hemos tratado de generar los acercamientos para que el acompañamiento se dé y sí estaremos acompañando”, dijo.

El ombudsman indicó que, además, a poco más de una semana de haber rendido protesta, ya se ha reunido con distintas organizaciones de la sociedad civil, así como con algunas autoridades, para generar acercamientos de capacitación y promoción de derechos humanos.

Rascado Pérez mencionó que, como parte del diagnóstico que está realizando, se ha identificado la necesidad de realizar una reingeniería del personal que labora en la dependencia con el objetivo de fortalecer el área de atención a personas y víctimas.

“Digamos que no hay gente de más, pero sí requerimos hacer una redistribición de la gente. Creemos que hay demasiado personal en algunas áreas administrativas y menos en áreas de atención a personas y víctimas. Vamos a redistribuir el personal, nos mantendremos con las mismas personas”, indicó.

El funcionario comentó que actualmente laboran en la defensoría 64 personas, de las cuales dos laboran en Jalpan de Serra y tres en San Juan del Río, por lo que consideró que es necesario que haya una persona más en cada municipio.