Canadá anunció este martes la reducción de los controles contra el COVID-19 en sus fronteras, a más de dos semanas después del inicio de una movilización contra estas medidas que generó fuertes protestas.

Es hora de ajustar nuestro enfoque. Atenuamos hoy nuestras medidas en las fronteras”, dijo el ministro de Salud, Jean Yves Duclos, quien señaló que dejaba de tener efecto la exigencia de presentar una PCR para entrar a territorio canadiense.

  • A partir del 28 de febrero, los viajeros vacunados no estarán obligados a presentar una prueba PCR negativa de COVID-19 para ingresar a Canadá.

Ellos “tendrán la opción de usar una prueba rápida de antígeno o una prueba molecular”, y también podrán ser examinados aleatoriamente a su llegada, explicó el funcionario.

Además, “los viajeros completamente vacunados que esperan el resultado de una prueba aleatoria ya no tendrán que ponerse en cuarentena mientras esperan el resultado”.

El gobierno levantó también su recomendación de evitar los viajes al exterior.

El ministro de Transporte, Omar Alghabra, por su parte, anunció que “se levantará la prohibición de vuelos internacionales a todos los aeropuertos restantes que normalmente reciben vuelos internacionales”.

Paralelamente, el gobierno de Quebec eliminará paulatinamente el pasaporte de vacunación anticovid.