La alcaldesa de CuauhtémocSandra Cuevas, es investigada por la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJCDMX) por la presunta privación de la libertad de dos mandos de la policía capitalina, abuso de autoridad y robo, informó el vocero de la dependencia, Ulises Lara López.

Precisó que se inició una investigación tras la denuncia presentada por dos mandos de la Policía Auxiliar de la Secretaría de Seguridad Ciudadana en contra de Sandra Cuevas, la cual fue presentada ante la Fiscalía de Investigación del Delito de Secuestro.

Indicó que en la indagatoria los afectados fueron agredidos tanto verbal como físicamente en repetidas ocasiones por la titular de la alcaldía CuauhtémocSandra Cuevas, así como por varios hombres que ahí se encontraban.

Dijo que los uniformados asentaron que fueron despojados de radios de transmisión y privados de su libertad por instrucciones de la alcaldesa de CuauhtémocSandra Cuevas, por más de una hora en otro salón de la alcaldía, además que fueron videograbados.

“Otro servidor público que ocupa el cargo de jefe de oficina de la alcaldesa (Sandra Cuevasles solicitó no denunciar ya que ello repercutiría en contra de la titular de la demarcación”.

Ulises Lara, vocero de la FGJCDMX

Según el testimonio de los oficiales, agregó, otro policía solicitó apoyo a más elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana y por esta razón los mandos pudieron salir de las oficinas de la Cuauhtémoc.

Lara López hizo un llamado a funcionarios públicos a priorizar el diálogo y actuar con honorabilidad o de lo contrario enfrentarán las responsabilidades legales que correspondan.

 “La solución de los conflictos debe darse mediante el diálogo y la construcción de acuerdos con la ciudadanía y otras autoridades, no así a través del uso de la violencia, ya sea física o verbal generada por la propia autoridad quien está obligada a hacer cumplir y respetar la ley”.

Ulises Lara, vocero de la FGJCDMX

La noche del viernes en su cuenta de Twitter, la alcaldesa de CuauhtémocSandra Cuevas, solicitó al gobierno capitalino instalar mesas de trabajo para el reordenamiento y acusó de amenazas contra su equipo.