Estados Unidos expresa preocupación por reforma eléctrica; inquieta que México deje de lado alternativas renovables eficientes

La embajada de Estados Unidos en México expresó la preocupación que existe sobre la reforma energética del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

A través de un comunicado la embajada de Estados Unidos en México señaló que una de las mayores inquietudes acerca de la reforma eléctrica es que se promueven el uso de tecnologías más sucias, anticuadas y caras.

Del mismo modo, el gobierno de Estados Unidos señala que la reforma eléctrica del presidente AMLO estaría dejando de lado alternativas renovables eficientes.

Por lo que de no tomar en cuenta estos puntos a la hora de su aprobación podría generar una enorme desventaja tanto a consumidores como a la economía en general, destaca el comunicado.

Estados Unidos escuchará argumentos de México sobre reforma eléctrica

Asimismo, el gobierno estadounidense se comprometió a escuchar los puntos de vista del gobierno mexicano en una gama de asuntos energéticos.

Una vez que los argumentos del gobierno de México sea dados a conocer, Estados Unidos consultará con empresas del sector privado de ese país para entender cómo lograr mejores objetivos energéticos y climáticos entre ambas naciones.

Cabe señalar que no es la primera vez que el gobierno de Estados se manifiesta en contra de la reforma energética que promueve el gobierno del presidente AMLO.

Durante el pasado mes de enero, en la visita de la secretaria de Energía de los Estados Unidos, Jennifer M. Granholm, a México, se informó de las preocupaciones por la aprobación de la reforma eléctrica.

En su visita, Jennifer M. Granholm dijo al presidente AMLO que la aprobación de la reforma eléctrica podría obstaculizar los esfuerzos entre ambos países en materia de energía limpia y clima.

Según lo difundido por la secretaria de Energía de los Estados Unidos, México se comprometió a dos aspectos muy importantes en cuanto a la reforma eléctrica:

  • Apoyar la energía limpia
  • Resolver las disputas actuales con proyectos energéticos dentro del estado de derecho.