Abelina López Rodríguez, alcaldesa de AcapulcoGuerrero, defendió las manifestaciones que alumnos de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos”, de Ayotzinapa, realizan en las plazas de cobro de la Autopista del Sol, y aseguró que no se puede castigar a nadie por el incidente del tráiler, porque éste circuló sin conductor.

No sé a quién van a castigar porque va solo el carro, va circulando solo, ¿a quién se castiga? ¿Quién fue el que lo hizo? Yo digo que hay que llamarlos al diálogo, hay que buscarlos y encauzarlos en la ruta, si de la protesta, pero de la legalidad, o sea, tampoco podemos cometer delitos, pero también hay que escucharlos

Abelina López Rodríguez, alcaldesa de Acapulco

La mandataria local defendió las constantes manifestaciones que realizan los jóvenes alumnos de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos”, de Ayotzinapa, en busca de justicia por la desaparición de 43 de sus compañeros, ocurrida en septiembre del 2014, en el municipio guerrerense de Iguala, y refirió que la ciudadanía debe solidarizarse hasta el día que la verdad se sepa.

Entiendo también que a veces se transgrede la ley, pero debemos citarlos, son movimientos, no son delincuentes, hay una causa, hay un dolor. Creo que no nos puede desviar el fondo principal que es la verdadera delincuencia, a ellos hay que escucharlos, por encima de que nos griten

Abelina López Rodríguez, alcaldesa de Acapulco

Sobre el despliegue de elementos de la Guardia Nacional y Policía Estatal en el operativo “Caseta Segura”, para evitar la toma de las plazas de peaje, la edil morenista dejó entrever su inconformidad.

Creo que a nadie conviene que estemos cuidando casetas cuando la delincuencia está a todo su nivel y está desatada, la verdadera delincuencia

Abelina López Rodríguez, alcaldesa de Acapulco

Finalmente, refirió que debe ser la vía del diálogo la manera de evitar conflictos como lo ocurrido el viernes pasado en la caseta Palo Blanco, en la Autopista del Sol, donde se enfrentaron alumnos de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos”, de Ayotzinapa, y uniformados, reportando como saldo más de 50 lesionados de ambos bandos.