La dirigencia nacional, senadores y diputados federales y locales del PAN, presentaron ante la Fiscalía General de la República, una denuncia de hecho por los presuntos actos de corrupción y tráfico de influencias del hijo del presidente López Obrador, José Ramón López Beltrán.

“Pedimos que se investigue el origen de los recursos de las lujosas casonas de Houston que fueron exhibidas a través de los medios de comunicación y, además, que se investigue todo lo relacionado a los contratos de las empresas proveedoras de Pemex”, expresó el presidente del PAN, Marko Cortés Mendoza.

En rueda de prensa, acompañado por la secretaria general, Cecilia Patrón; los coordinadores en el Senado, Julen Rementería; en Diputados, Jorge Romero; y por los diputados locales, Enrique Vargas del Villar, también firmantes de la denuncia, destacó que es evidente el conflicto de interés y el tráfico de influencias del hijo del presidente, toda vez que, después de recibir un contrato de Pemex, la empresa le presta una mansión.

“Exigimos, y por eso hoy presentamos esta denuncia de hechos, una investigación puntual, exhaustiva y con resultados creíbles a la sociedad. No queremos nuevamente un manto protector ni de impunidad, tal como ocurrió en la supuesta investigación de la tragedia de la Línea 12 del Metro que provocó la muerte de 26 personas; los responsables siguen en total impunidad”, indicó.

El presidente nacional del PAN señaló que los integrantes de este partido exigen una respuesta puntual del presidente López Obrador. Afirmó que, pese al discurso de austeridad y honestidad, el Andrés Manuel cubrió a sus hijos, a sus hermanos, sus parientes y “a todos sus consentidos y colaboradores cercanos en el tapete de la impunidad”.

Recordó que en los casos de los hermanos del presidente recibiendo dinero, sus familiares que recibieron contratos de Pemex y el delito electoral cometido por la secretaria de Educación, Delfina Gómez, la respuesta del gobierno ha sido la impunidad.

En el acto tomaron la palabra los senadores Julen Rementería y Kenia López Rabadán, los diputados Jorge Romero, Michel González y el diputado local, Enrique Vargas del Villar, quienes se unieron a la exigencia para que la Fiscalía General de la Repúblic