Todo mundo sabe qué son las fotocívicas en la CDMX, pero ahora también, si vives en la capital del país, debes saber que hay multas cívicas que, entre otras cosas, pueden incluir ¡pasear perritos!

¿Pasear perritos por multas cívicas?

Pues sí. El pago de multas cívicas fue dado a conocer mediante un video de la Dirección Ejecutiva de Justicia Cívica de la CDMX, en sus redes sociales; ahí, se deja en claro por qué algún infractor podría recibir, como sanción, pasear perritos:

“Seis hombres y cinco mujeres convivieron con perros, los pasearon y efectuaron labores de limpieza en sus áreas de estancia y pernocta, como parte del trabajo comunitario a que se hicieron acreedores por infringir alguna disposición de la Ley de Cultura Cívica”.

Dirección Ejecutiva de Justicia Cívica

De esta manera, la Dirección Ejecutiva de Justicia Cívica, adscrita a la Consejería Jurídica y de Servicios Legales, así como la Brigada de Vigilancia Animal, se coordinaron para beneficiar a los huéspedes animales, en este caso perritos, con el trabajo de personas infractoras.

¿Es obligatoria esta sanción?

El trabajo comunitario es una modalidad de pago opcional en las multas cívicas, y a las horas de arresto. El juez cívico establece la sanción y la persona infractora decide si prefiere el trabajo comunitario.

En el pasado mes de enero, un total de 160 personas infractoras se han presentado a desarrollar trabajo comunitario en alguna de las actividades programadas, entre otras: balización de banquetas, riego de jardines, limpieza y recuperación de espacios públicos, participación en brigadas del Instituto de la Juventud, asistencia a talleres de prevención del delito, adicciones y Cultura Cívica.

Lo anterior, en coordinación con entes públicos como la Autoridad del Centro Histórico, el Instituto de la Juventud, la Coordinación General de Participación Ciudadana, PILARES, las secretarías de Seguridad Ciudadana, de las Mujeres, y distintas alcaldías.