Luego de una riña que pretendía convertirse en un motín de internos del penal de San Miguel, en Puebla, ante el nombramiento de una nueva directora y el relevo de directivos y encargados de vigilancia, más de 200 elementos de la Policía estatal de la Secretaría de Seguridad Pública, así como efectivos de la Guardia Nacional, ingresaron a dicho centro de reinserción para tomar el control de la seguridad e implementar operativos de revisión para hallar droga, teléfonos y armas.

¿Qué se sabe del intento de motín en penal de San Miguel, en Puebla?

El cambio en la dirección del penal provocó la molestia de algunos reclusos que tenían “privilegios” con los anteriores mandos, lo que provocó una riña que tenía como objetivo amotinar a los reos; sin embargo, la pronta movilización policiaca y apoyo de efectivos de la Guardia Nacional evitó que la situación se saliera de control.

Por lo anterior, el gobernador de Puebla, Miguel Barbosa Huerta, informó que el despliegue y movilización policial en el penal de San Miguel, mediante efectivos de Guardia Nacional y Policía estatal, permanecerá hasta que las cosas funcionen bien;  dijo que no permitirá presiones por grupos de personas privadas de su libertad. Señaló que no habrá más actos de corrupción, por lo que los internos deben respetar la ley y enfatizó que continuarán los cambios en los penales poblanos.

¿Por qué se realizaron cambios en el penal de San Miguel?

Cabe mencionar que los cambios directivos en el penal de San Miguel se realizaron luego del caso del hallazgo del bebé Tadeo y las investigaciones que se realizan para esclarecer el hecho.