Rusia calificó de “destructiva” la idea de sanciones contra su presidente, Vladimir Putin, mencionada por Estados Unidos en caso de invasión de Ucrania, donde las autoridades estimaron que era por ahora improbable ya que no hay suficientes tropas desplegadas en la frontera.

Estas declaraciones se producen poco antes de una reunión a cuatro en París entre consejeros diplomáticos de los presidentes ruso, ucraniano, francés y del canciller alemán, para desactivar la crisis tras una serie de conversaciones entre rusos y estadounidenses la semana pasada.

Las tensiones son crecientes desde hace meses en torno a Ucrania, y Rusia es acusada de haber concentrado a decenas de miles de soldados en la frontera con vistas a una invasión.

Rusia, por su parte, exige garantías para su seguridad y rechaza una eventual adhesión de Ucrania a la OTAN.

 

Destructivas, sanciones que aplicarían a Putin

“Desde el punto de vista político, no es doloroso, es destructivo”, afirmó en declaraciones a la prensa el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, quien advirtió que las medidas no tendrían el efecto buscado.

Aunque Biden no dio detalles sobre las eventuales sanciones contra Putin, las sanciones de Washington contra personalidades extranjeras suelen implicar una congelación de sus bienes y una prohibición de hacer negocios en Estados Unidos.

Peskov señaló que la ley rusa prohíbe en principio a los altos responsables del país tener bienes en el extranjero, con lo que estas medidas “no son en absoluto dolorosas” para ellos.

Cabe mencionar que Rusia ha multiplicado en las últimas semanas las maniobras militares, incluso en la frontera con Ucrania, con unos ejercicios iniciados el martes implicando a unos 6 mil hombres, aviones caza y bombarderos en el sur y en Crimea, península ucraniana que Moscú anexionó en 2014.

Previamente, Moscú anunció maniobras navales en el Atlántico, el Ártico, el Pacífico y el Mediterráneo, además de ejercicio conjuntos con Bielorrusia, en las fronteras con la Unión Europea.